Espaguetis trufados

El arte de trufar alimentos

traspasando los aromas y los sabores de la trufa a otro alimento
Carnes Moran

La trufa negra es un manjar con un sabor muy característico y de gran personalidad que marida con muchos alimentos, pero también es cierto que por su aroma tan especial debemos evitar mezclar con ajo, tomate frito y especias de sabor intenso.

La trufa negra se utiliza rallada y laminada para aromatizar y enriquecer diferentes platos como Risottos, huevos, pasta…

Otra forma de utilizar la trufa en nuestra cocina es para aromatizar diferentes alimentos y eso es lo que vamos a ver es este post.

El arte de trufar alimentos:

Cuando hablamos de la trufa nos referimos a la acción que nos permite traspasar los aromas y sabores de la trufa a un alimento determinado.

Aceite trufado:

Es mejor escoger un aceite de girasol o de otras semillas. Si es de oliva se buscará un aceite que no tenga un sabor intenso.

El trufado se realiza sumergiendo una trufa fresca y bien limpia en un recipiente con un litro de aceite, se deja que repose durante dos/tres días. Se extrae la trufa y se conserva el aceite para su utilización que siempre será en crudo

Quesos trufados:

El trufado de quesos se puede realizar de diferentes maneras dependiendo del tipo de queso y de su grasa. Los lácteos son grandes transmisores de los aromas

  • Queso en aceite trufado

La elaboración es sencilla, en un recipiente con aceite trufado introducimos un queso curado (manchego), y cortado ya en las porciones como luego se tengan que consumir

  • Queso de pasta blanda trufado

Quesos como el brie francés o el español torta del Casar. Podemos introducirlos en un envase hermético junto a una trufa ya sea entera o laminada. Se tomarán untadas en rebanadas de pan

  • Queso trufado

Un método novedoso que se utiliza desde hace poco tiempo. Se hacer madurar quesos de oveja o cabra con ralladura de trufa pasterizada. El resultado final es un queso que al corte muestra las pequeñas partículas de trufa que le confieren al queso un aroma y sabor exquisito.

 

Mantequilla trufada

Existen dos métodos muy diferentes para trufar la mantequilla. La mantequilla tiene que estar blanda para que nos permita batirla a mano.

Mezclamos 15 gr de trufa rallada con la mantequilla dejamos reposar en la nevera 24 horas.

Para conseguir una mantequilla con un aroma más suave. Introducimos una trufa (bien limpia) en la mantequilla, envolvemos y dejamos reposar 24 horas. Sacamos la trufa y ya tendremos la mantequilla aromatizada suavemente.

 

Huevos trufados:

Gracias a que la cascara de los huevos es porosa, el trufado de los huevos es un proceso sencillo.

En un recipiente que se pueda cerrar, ponemos la trufa sobre un papel de cocina (para que adsorba la humedad) y ponemos los huevos. Cerramos y dejamos reposar dos/tres días hasta que los aromas de la trufa traspasen la cascara del huevo y aromaticen el interior del huevo.

Se pueden preparar fritos, revueltos, tortilla, escalfados, poche…

Embutidos trufados:

Los embutidos trufados ofrecen amplias posibilidades.

Si son embutidos frescos se pueden aromatizar introduciéndolos en un recipiente cerrado que dejaremos reposar durante 24 horas junto a una trufa.

Los embutidos que se van a curar pueden llevar la trufa rallada y mezclada con la masa.

Aguacate trufado:

El aguacate por su contenido en grasa nos permite trufarlo con un resultado magnifico.

Podemos hacerlo de dos formas:

Rallando la trufa por encima de aguacate cortado y regar con un poco de aceite.

Otra opción es pelar los aguacates, frotarlos con aceite y guardarlos en un recipiente cerrado con una trufa entera veinticuatro horas en el frigorífico.

Arroz trufado:

Para aromatizar arroz con trufa el proceso es muy sencillo, solo tenemos que poner en un recipiente bien seco y hermético 1Kg de arroz con una trufa de unos 20/25 gr. Dejamos reposar en el frigorífico de dos a tres días. A más días más aroma.

¿Os gusta el aroma de la trufa? ¿Con que alimentos os gusta más? ¿Cuál es vuestro plato preferido?

Comentar Post
1 Comentarios