Jamón Ibérico

El Jamón Ibérico

Un tesoro de la dehesa en nuestra mesa.
Carnes Moran

Si existe un alimento estrella en nuestra dieta mediterránea es el Jamón Ibérico que aporta a la dieta valores nutricionales excepcionales. Vamos a conocer un poco más sobre el cerdo ibérico y su jamón.

El ADN de cerdo ibérico nos indica que sus orígenes están en el cruce del jabalí europeo, el jabalí mediterráneo y una especie de cerdo que existía en la península en la época de los Íberos.

Como su nombre indica, el cerdo Ibérico se cría en la Península Ibérica.

En zonas de Portugal (Algarve y Alentejo) y España (Norte de Andalucía, Cáceres, Badajoz, Salamanca, Toledo…)

Recibe el nombre de cerdo Ibérico todo aquel que cuenta con una pureza de raza igual o superior al 50%

¿Qué es lo que hace al cerdo ibérico y a su jamón ser tan especial?

Tiene una peculiaridad que le diferencia del resto de los cerdos, su forma de infiltrar la grasa en los músculos que hace que su jamón sea el más jugoso, su aroma más intenso y su textura especial y deliciosa.

Cría del cerdo Ibérico:

Desde que nacen no se crían solo comiendo bellotas ya que en la primera etapa de su vida necesitan muchos nutrientes que se les aportan con hierbas y piensos especiales. Una vez alcanzado el peso adecuado salen a las dehesas, etapa de Montanera, donde llevan una vida muy activa.

¿Sabías que…?

Puede beber más de 50 litros de agua al día y comer entre ocho y diez kilos de bellotas, hierbas, plantas aromáticas y hongos

Los cerdos ibéricos en en la dehesa se mueven a su antojo en busca de alimento por lo que pueden andar más de 14 kilómetros.

Toda esta actividad hace que su carne sea tan especial.

Un cerdo ibérico adulto suele llegar a los 160 kg de peso.

A la hora de comprar Jamón de cerdo Ibérico ¿Qué tenemos que saber?

Tipo racial:

100% ibérico: jamón de animales con total raza ibérica y de progenitores igualmente con 100% de raza ibérica.

Ibérico: jamón de cerdos con un porcentaje de raza ibérica mínimo del 50%, tanto el cerdo sacrificado como sus progenitores.

Denominación según alimentación y espacio donde se ha criado:

De bellota: se utiliza únicamente para animales que, durante la etapa de engorde, se hayan alimentado exclusivamente de bellota, hierba y otros elementos que hayan podido encontrar en la dehesa, pero sin aporte de piensos. Además, el cerdo se encuentra libre para moverse por la zona y esta actividad hace que la grasa se infiltre más entre su músculo.

De cebo de campo: animales con alimentación mixta, y que pueden pasar tiempo en el exterior. Sin embargo, por diversos motivos, no alcanzan el peso final requerido solo con alimentación “natural de la dehesa”, por lo que se suele terminar el engorde con piensos.

De cebo: cerdos alimentados exclusivamente con piensos y que se crían en lugares interiores.

Denominaciones de origen

determinan una zona concreta y la sistemática de producción que se sigue con el fin de proteger legalmente un producto.

Jamón de Huelva.

Jamón Los Pedroches.

Jamón Dehesa de Extremadura.

Jamón Guijuelo.

Curación del jamón

suele extenderse entre 24 y 48 meses, necesitando más tiempo de curación cuanto mayor sea el tamaño de la pieza y mayor cantidad de bellota haya ingerido el cerdo.

¿Eres fans de jamón Ibérico? ¿Cuéntanos como te gusta consumirlo, solo, en tapas, en recetas…? ¿Donde comiste aquel jamón inolvidable que siempre mencionas?

Comentar Post
0 Comentarios