Secreto de cerdo Ibérico con salsa de cerveza y miel

Un secreto para paladares exquisitos

El secreto de cerdo Ibérico es una pieza muy apreciada que últimamente se ha puesto de  moda.

Es un corte que se localiza entre la paletilla y la panceta, con forma de abanico y suelen pesar unos 150-200 gramos. A la vista no es muy atractiva por su corte irregular y la grasa entreverada, esto último es lo que nos garantiza su especial sabor.

Sobre los orígenes de su  curioso nombre, “Secreto”, hay dos versiones. Unos dicen que es debido a la  posición de esta pieza que queda tapada por otros músculos y no se ve a simple vista. Otros comentan,  que debido a sus exquisitas cualidades era una pieza que los carniceros se guardaban para consumirla ellos y era difícil de encontrar. En los establecimientos Morán no se guarda el secreto, están en sus mostradores para ti.

Por sus características es una carne que no necesita  mucha elaboración, simplemente a la plancha queda deliciosa, tierna y sabrosa.

El acompañamiento perfecto del secreto Ibérico son las patatas (mejor asadas) y alguna salsa como la que os traemos hoy: Salsa de cerveza y miel (el amargor de la cerveza suavizado por la miel es el contrapunto perfecto al sabor de esta carne)

Secreto de cerdo con salsa de cerveza y miel

Empezamos preparando la salsa.

Ingredientes:

200 ml de cerveza,

100 gr de miel,

50 gr de tahini,

1 cucharada de mostaza antigua,

1 cucharada de zumo de limón,

Pimienta negra  molida y sal.

Preparación:

Ponemos la cerveza en un cazo a calentar, cuando empiece a hervir, bajamos el fuego e incorporamos la miel, el tahini, la mostaza, el zumo de limón, pimienta molida y una pizca de sal. Pensad que el tahini y la mostaza ya llevan sal, es mejor rectificar al final si es necesario

Batimos con las varillas para que todos los ingredientes se mezclen y se integren bien, dejamos cocer a fuego lento unos 45 minutos, hasta que la salsa se reduzca. Retirar del fuego y dejar reposar. Es mejor servirla templada.

Salsa Cerveza y Miel

Preparación del Secreto Ibérico:

Hacemos el secreto a la plancha o parrilla ligeramente pincelado con aceite de Oliva Virgen. El punto dependerá del gusto de cada uno pero según los expertos para disfrutar de la textura y sabor perfectos hay que dejarlo dorado por fuera y levemente sonrosado por dentro. Añadimos sal Maldon al final.

Servimos con patatas asadas y la salsa de cerveza y miel. No nos olvidamos de una gran ensalada o verduras a la plancha.

Veréis que la receta de Secreto Ibérico es sumamente sencilla y perfecta para este fin de semana.

¿Habéis probado el secreto de cerdo? ¿De cerdo blanco o Ibérico? ¿Cuál es vuestra salsa preferida? Esperamos tus sugerencia.

Scroll al inicio
Ir arriba